Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

VERSIÓN COMPLETA

VERSIÓN MÓVIL

PSE-EE DONOSTIA

SUSCRIPCIÓN AL BOLETÍN

EL TIEMPO EN DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

 
 

NOTICIAS

02 AGO 2018

EL COMPORTAMIENTO DE LA PLAYA DE ONDARRETA ESTÁ SIENDO MEJOR DE LO ESPERADO ESTE VERANO

La playa de Ondarreta está teniendo un verano mejor del esperado en cuanto a la aparición y presencia de las molestas piedras. El pasado 10 de julio comenzó la campaña de retirada de piedras con maquinaria adquirida por el Ayuntamiento y con la supervisión de responsables de la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

Desde esa fecha se han llevado a efecto 12 jornadas de trabajo. “No queremos malgastar el presupuesto acordado”, ha señalado el Teniente de Alcalde Ernesto Gasco. “Cuando las mareas aportan arena y las piedras no asoman en un volumen importante preferimos esperar a otras jornadas en las que el trabajo de la maquinaria sea más eficaz”.

Los responsables de Aranzadi estiman en torno a 565 las toneladas retiradas hasta la fecha. “Es una cantidad menor de la prevista hasta ahora, ya que el comportamiento de la playa está siendo bueno, las mareas están cubriendo buena parte de las piedras y permitiendo el baño a los usuarios de la misma”, ha dicho Gasco.

De hecho, los responsables de Aranzadi señalan que están recibiendo las felicitaciones de los usuarios de la playa, aunque insisten en la necesidad de no bajar la guardia ya que quedan bajo la arena un volumen importante de piedras que, tarde o temprano, aflorará.

La pasada semana incluso se retiró una piedra de 100 kilos de peso que, según Aranzadi, formaba parte de la plataforma sobre la que estaba la antigua cafetería de la playa que se construyó en 1993.

Los trabajos de retirada de piedras contiuarán todo el verano hasta culminar las 55 jornadas previstas. Durante la Semana Grande, aunque están previstas nuevas mareas vivas que son idóneas para esta tarea, no se va a trabajar por motivos de seguridad, ya que muchas personas prolongan la noche y permanecen en la playa.

“Es en esos momentos de bajamar y con marea viva cuando se observa que en la playa sumergida hay muchos escombros y cascotes de las antiguas construcciones que existieron en la zona. No se ve apenas arena limpia que pisar, especialmente en la parte central de Ondarreta, en un tramo de unos 250 metros de longitud. En días normales las máquinas no pueden acceder a esa zona y debemos trabajar con cuidado”, ha señalado Ernesto Gasco.

PSE-EE DONOSTIA PSE-EE