Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

VERSIÓN COMPLETA

VERSIÓN MÓVIL

PSE-EE DONOSTIA

SUSCRIPCIÓN AL BOLETÍN

EL TIEMPO EN DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

 
 

NOTICIAS

17 MAY 2023      ENTREVISTA EN DV

MARISOL GARMENDIA: "SOY EL CAMBIO TRANQUILO, GOIA ES EL NO CAMBIO E IZAGIRRE EL CAMBIO A PEOR"

La candidata del PSE-EE apuesta por la vivienda en alquiler, un «turismo sostenible» y por hacer un plan de movilidad «sin volvernos locos»
foto DV

foto DV

Marisol Garmendia (Zaldibia, 1963) es la primera vez que se presenta como candidata a la Alcaldía y cree que tiene opciones de levantar la makila. «Estoy preparada, represento el cambio tranquilo», frente a Goia (PNV), que es «el no cambio», e Izagirre (EH Bildu), que es «el cambio a peor», afirma.

– ¿Cómo han sido las relaciones entre los dos socios del gobierno municipal estos 4 años ¿Había dos gobiernos o uno solo?

– Somos dos partidos diferentes, con un programa pactado. Yo no soy el PNV, he gobernado con el PNV, pero discrepo del PNV. Hemos tenido cinco concejales con responsabilidades de gobierno en materias tan importantes como el desarrollo económico y empleo, con unos años muy duros en los que el paro subió tres puntos durante la pandemia. Hemos puesto en marcha las políticas de medio ambiente, así como proyectos tan importantes como el polideportivo de Altza, la supresión del viaducto de Iztueta, la boulevarización de Loiola. También hemos puesto en marcha políticas de Igualdad y contra la violencia machista. Hemos puesto el sello de progreso en el gobierno municipal. Y cuando hemos tenido que discrepar lo hemos hecho, especialmente con el tráfico, en la defensa del transporte público o de los descuentos en la Mugi.

– ¿Qué quieren hacer con el tráfico en el centro de la ciudad?

– El plan Datorren Donostia no es una apuesta del gobierno municipal, es una apuesta de Goia. Cuando se hicieron los cambios de tráfico el pasado verano fuimos los primeros en denunciar que estaban provocando un caos, que no se habían consultado con nadie, y que lo que se debía hacer es convocar a los agentes implicados. Hay que gobernar escuchando, hay que estar cerca de la ciudadanía. Y cuando vemos que los cambios que se aplican no gustan a nadie y no han sido consultados con los chóferes de Dbus, ni con las asociaciones de comerciantes, ni de vecinos...

– ¿No les consultaron a ustedes?

– No. Esa responsabilidad, la del tráfico, es del PNV y nosotros dijimos que había que cambiar el semáforo de la calle Fuenterrabía, buscar una alternativa al peligroso giro de Urbieta a San Martín y también para las motos en Anoeta... Goia dijo en el debate del estado de la ciudad que iba a iniciar un proceso de escucha. No sabemos qué ha escuchado porque todo sigue igual. Lo que proponemos es rectificar.

– ¿Se pueden revertir los cambios?

– Claro que se pueden revertir. Planteamos un plan de movilidad sostenible, que es algo más que unos cambios de tráfico. Pedimos consenso, escuchar a las partes y actuar con sentido común.

– No hay mucho tiempo porque la zona de bajas emisiones se tiene que implantar este año...

– Ya tenemos una zona de bajas emisiones, que es la Parte Vieja. Hay que cumplir la ley, pero sin volvernos locos y pactando un plan de movilidad sostenible que diga hacia dónde vamos, cuáles son los plazos y las alternativas.

– ¿Creen que los parkings disuasorios pueden ser una solución para no atraer coches al centro de la ciudad? Llevan una propuesta de varios estacionamientos de este estilo...

– No se pueden adoptar medidas de forma improvisada sin plantear el marco: a dónde vamos, los plazos, para qué hacemos las cosas y qué alternativas tenemos. Yo no le he oído a Goia ninguna alternativa. Si tenemos que ir reduciendo poco a poco la entrada de coches al Centro lo primero que tenemos que habilitar son parkings disuasorios. Fuimos los primeros en defender el parking de Illunbe, una iniciativa del departamento de Turismo Sostenible, con el dinero de San Sebastián Turismo, porque Movilidad no quiso saber nada. Planteamos colocar parkings en altura aprovechando una zona pegada al cementerio de Polloe, en Matigoxotegi. Generaríamos un estacionamiento de varias plantas que con el pinchazo de la variante en Marrutxipi puede ser una solución para quienes vengan de fuera de la ciudad. En Illunbe se podría aparcar dentro, no fuera, también podríamos hacer otro disuasorio en Loiola, bajo La Salle, otro en Larratxo, y en Ibaeta... Hay que proponer alternativas factibles, no decir que no entren los coches.

– ¿Qué proponen para facilitar el acceso a la vivienda?

– Planteamos reforzar y meter el turbo en las políticas públicas de alquiler. La Ley de Vivienda, que el PNV ha votado en contra, posibilita, junto con la ley vasca, una serie de instrumentos que son muy buenos para una ciudad como San Sebastián, con los precios más caros de España. Es necesario activar políticas de vivienda en alquiler, declarar zonas tensionadas para regular el precio, sacar las vacías al alquiler e incentivar a los propietarios para que pongan sus pisos en el mercado. Y hay que reforzar la colaboración con el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco porque el Ayuntamiento solo no puede abordar este reto.

– Cada vez que se plantea construir vivienda pública surgen voces vecinales en contra de los proyectos, como ha sido el caso de Riberas, Easo, Añorga...

– Es una contradicción flagrante. Si nos creemos que uno de los principales problemas es la falta de vivienda y su carestía y denunciamos que se expulsa a los jóvenes a otros municipios lo que no se entiende es que cuando se propone un desarrollo los vecinos digan que no. Y luego hay partidos, como Podemos, que al 90% de las promociones ha votado que no, votan sistemáticamente que no. Bildu también ha votado que no al 50% de los desarrollos.

– EH Bildu plantea ahora hacer 7.500 viviendas...

– Pues a ver, que se aclare. Nosotros planteamos hacer ciudad, no solo viviendas, con un urbanismo diferente. Alquiler sí, pero también rehabilitar edificios. La mayor parte de los inmuebles residenciales de la ciudad tienen más de 60 años, hay que lograr que esas viviendas sean eficientes. Vamos a abordar una regeneración integral en Roteta (Altza) de la mano del Departamento de Vivienda. Hay que facilitar la transformación de bajos en viviendas, permitir la segregación de pisos grandes, hay que hacer viviendas de diferentes tipologías en los nuevos desarrollos, pensando en las necesidades de la gente.

– El ex alcalde socialista y rival suyo en las primarias del PSE, Odón Elorza, no hace más que criticar la construcción de un espacio comercial en el cruce de Easo con Aldapeta ¿No le ayuda mucho en la campaña, no?

– A mí quien me ayuda es la familia socialista donostiarra, me siento respaldada, me están demostrando su apoyo y me llena de energía su apoyo. Por otro lado, las hemerotecas están ahí. Odón Elorza planteaba derribar el cerro de San Bartolomé y construir ahí una gran plaza pública, quinientas y pico viviendas, un parking y un equipamiento cívico-comercial. Con eso concurrió a unas elecciones.

– Aboga por declarar como saturados de hoteles varios barrios de la ciudad...

– Trabajamos por un turismo sostenible, controlado, regulado. Donostia no es Magaluf ni lo va a ser, no es Venecia ni lo va a ser, no es Barcelona ni lo va a ser.

– Proponen que el servicio de Donostibus alargue hasta las 23 o hasta las 00.00 horas todos los días...

– El transporte público es fundamental. El comercio, la hostelería y la ciudadanía necesitan tener transporte público hasta las 23 o las 00.00 horas todos los días y nuestros hijos también lo necesitan para volver a casa los fines de semana. Es fundamental para la movilidad diaria aumentar los horarios de los autobuses y los de la rampas mecánicas y los ascensores públicos.

– El Ayuntamiento tiene a los hosteleros en pie de guerra. Terrazas, toldos, horarios... ¿Son justificadas sus quejas?

–Como en todos los ámbitos, hay quejas que son justificadas y también hay una parte pequeña de asociaciones de vecinos, fundamentalmente de la Parte Vieja, que preferirían que su barrio estuviera como durante los dos años de pandemia: muerto y en silencio. Y ni tanto ni tan calvo. Los vecinos tienen derecho al descanso y debemos buscar ese equilibrio. Pero yo no le veo mucho sentido a que no se puedan poner toldos en la Parte Vieja, es una medida muy extrema. La hostelería y el comercio son sectores muy importantes para el desarrollo económico y el empleo de miles de familias. No podemos demonizar la hostelería porque no es el origen de todos los males. San Sebastián es una ciudad de servicios y yo quiero una ciudad viva, con actividad en las calles, una ciudad joven, con oportunidades, espacios para el emprendimiento. San Sebastián no puede ser una ciudad sepulcral.

– ¿Es posible un pacto con EH Bildu y Elkarrekin Podemos para gobernar en el Ayuntamiento de San Sebastián?

– Tenemos que esperar a ver qué es lo que la ciudadanía quiere. Nos lo dirá el día 28. No hay nada escrito. Quien piense que todo va a seguir igual se equivoca. Cada vez hay más donostiarras cansados con la falta de liderazgo de Goia y hay muchos ciudadanos para los que Bildu no es una opción. Bildu representa el cambio a peor, y Goia representa el no cambio. Yo soy la única opción de cambio y de futuro. Es la primera vez que me presento para alcaldesa y creo que estoy preparada. He demostrado que sé gestionar con eficacia, que sé escuchar, que soy cercana, que puedo liderar un cambio tranquilo. Voy a por todas.

– ¿Tiene las manos libres para pactar con cualquier formación política?

– Los pactos vendrán después del 28. No es lo mismo pactar un gobierno, que un acuerdo puntual de investidura. Pactar un gobierno con EH Bildu no creo que sea posible en estos momentos.

PSE-EE DONOSTIA PSE-EE