Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

VERSIÓN COMPLETA

VERSIÓN MÓVIL

PSE-EE DONOSTIA

SUSCRIPCIÓN AL BOLETÍN

EL TIEMPO EN DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

 
 

NOTICIAS

03 MAY 2020      ENTREVISTA EN NOTICIAS DE GIPUZKOA

MARISOL GARMENDIA: "ESTE VERANO TOCA GASTAR EN SAN SEBASTIÁN"

La concejala de Proyectos, Obras y Espacios Públicos, la socialista Marisol Garmendia, aboga por apoyar los negocios locales para preservar el empleo

¿Qué le parece la idea que se baraja en Italia de colocar metacrilatos en las playas para separar a las personas?

–Una parte de las playas de Italia son privadas y no tiene nada que ver con la situación de las nuestras, que son públicas. Nosotros, además, tenemos mareas altas y bajas y La Concha, por ejemplo, se queda muy pequeña con marea alta y hay que tenerlo en cuenta. En esta nueva situación hay que preservar sobre todo la salud y la higiene. Va a haber que guardar distancias de seguridad entre 1,5 y 2 metros y nos va a afectar, también en las playas.

¿Los toldos entonces no se colocarán?

–No. La temporada de playas va a ser muy atípica, como todo el verano. El disfrute de los espacios públicos no va a ser igual. Hay que mantener esas distancias de seguridad en todos los lugares, lo que va a condicionar todo: las playas, las fiestas... No vamos a poder disfrutar de las playas de la misma manera y todos tenemos que pensar cómo hacerlo pero cambiando algunos hábitos. Habrá que prescindir de elementos que ocupan espacio y que no permiten guardar las debidas distancias, como los toldos, los gabarrones, las plataformas€

¿Funcionarán las cabinas colectivas?

–Es más fácil garantizar la seguridad en los baños públicos, que están separados, que en las cabinas, que son mucho más complicadas.

¿Se ha planteado el Ayuntamiento, como se estudia en Galicia, cuadricular las playas para crear espacios separados?

–Estamos viendo cuáles son las posibilidades pero eso no es nada fácil. Tenemos que apelar a la responsabilidad de cada uno de nosotros porque sabemos que hay que guardar las distancias y depende de cada uno de nosotros. No somos niños y, por mucho que pongamos medidas, somos responsables.

¿Los socorristas trabajarán?

–Sí, aunque cambie el servicio. Pero no se pueden abrir las playas sin que haya socorristas.

¿Se podrá está tumbado o habrá que usar las playas solo para pasear o bañarse?

–En principio no se ha planteado que no se pueda. Pero se haga lo que se haga será importante la actitud de cada uno de nosotros, porque no vamos a caber todos.

Cuando empezó el confinamiento, el Ayuntamiento había dado los primeros pasos de la obra para eliminar el viaducto de Iztueta, una actuación que se salvó por la campana. ¿Otras, como la boulevarización de la travesía de Loiola, se van a hacer?

–Las obras que estaban iniciadas se van a hacer, como la del viaducto de Iztueta, los puentes, el polideportivo de Altza, la barandilla€ Otro paquete de obras estaba ya adjudicado y a punto de iniciarse. Por ejemplo, en ese grupo estaba la urbanización de Bera Bera y la boulevarización de Loiola. Estas se pararon hasta que termine esta situación de confinamiento y vuelva la normalidad. Iztueta y Loiola tienen mucha afección en la ciudad y hay que esperar. La obra de la escultura de Cristina Iglesias estaba ya empezada y tuvo un parón obligado, pero sigue ahora su ritmo. Es verdad que hay otro paquete de obras, que no están ni siquiera licitadas, como el campo de hockey, la segunda fase de la barandilla de La Concha y algo más, que no empezarán pronto. Los asfaltados de calles previstos ya se están haciendo y, como hay poquito tráfico, estamos aprovechando. Es verdad que estamos analizado ahora los presupuestos de todos los departamentos porque va a haber que rehacerlos para adecuarlos a la nueva situación. Habrá inversiones y obras sobre las que habrá que tomar decisiones.

¿Qué inversiones pueden peligrar?

–No me atrevo a decirlo. Estamos viendo ahora las necesidades de los servicios sociales y las necesidades que van a surgir así como las ayudas que vamos a tener que adoptar para ayudar a los más perjudicados: el comercio, la hostelería, la industria turística, cultural, de ocio€ Habrá muchas necesidades que abordar para preservar el empleo sobre todo.

La crisis del coronavirus va a tener un impacto mínimo de 70 millones de euros en el presupuesto de Donostia, que asciende a 432, y solo las inversiones son 63 millones. La afección será notable, ¿no?

–Claro, habrá que hacer un ejercicio de ajuste. Cada departamento lo hará dentro de sus posibilidades y los que más inversiones tengan serán los más afectados como Urbanismo, Proyectos y Obras€ Todos tendremos que hacer un ajuste solidario.

¿Confía en que se recupere algo la hostelería este verano?

–Sí. Como Ayuntamiento hemos creado unas ayudas de choque orientadas a la reactivación económica del comercio local y negocios hosteleros. Son unas ayudas que, aunque no son suficientes, intentan paliar gastos fijos. También habrá ayudas para el redireccionamiento de las empresas, la venta online, a domicilio, las plataformas y se creará un bono de consumo. Además, hay una parte que afecta a la hostelería en particular porque los aforos van a estar limitados por cuestión de seguridad. Vamos a analizar la situación para adecuarnos todos de la mejor manera posible a ello y teniendo en cuenta que el sector hostelero es muy importante a la hora de mantener los empleos de calidad en Donostia. Hay más de 8.300 personas empleadas en el sector. Desde el Ayuntamiento y desde Espacios Públicos vamos a analizar con el resto de departamentos municipales y el sector cómo podemos contribuir a las nuevas necesidades. Habrá que seguir respetando las limitaciones pero somos conscientes de que vamos a tener que operar con una interpretación más flexible de la normativa de terrazas, por ejemplo, y propiciar el objetivo fundamental, que es mantener los puestos de trabajo y la actividad económica.

¿La ordenanza de espacios públicos que se aprobó también se reformará?

–Estas y otras más habrá que flexibilizarlas porque todos tenemos que ser conscientes y responsables de la reactivación económica de estos sectores. Todos los donostiarras tenemos que tener claro que a corto y medio plazo tenemos que impulsar nosotros mismos la recuperación, tenemos que gastar en el comercio local, apoyar a los pequeños comerciantes y a los hosteleros. Este verano toca San Sebastián. Tenemos que ser muy conscientes todos, no solo las instituciones, sino todos los sectores, las empresas€ todos tenemos que tener un compromiso por nuestra ciudad. Tenemos que disfrutar de la ciudad, comprar en nuestros comercios, ir a las terrazas y ofrecer seguridad en los espacios públicos. Tenemos que salir de esta asumiendo cada uno de nosotros nuestras responsabilidad cívica.

PSE-EE DONOSTIA PSE-EE